Inicio > Fisiología, General, Psicologia > El sistema neuroendocrino

El sistema neuroendocrino

Por Ciereg

La información y su procesamiento son fundamentales para el funcionamiento de cualquier organismo y, especialmente, para el organismo humano. La información relativa a las condiciones internas y a las externas se transmite continuamente a los centros de integración del sistema nervioso central. Allí, se generan las respuestas consideradas apropiadas. En nuestro organismo, la comunicación de la información y su integración tiene lugar a través de estímulos químicos y eléctricos.

En el organismo humano, como en otros muchos, coexisten dos sistemas de transmisión de la información el sistema endocrino y el sistema nervioso.

El sistema endocrino y las hormonas

El sistema endocrino se refiere a las glándulas que secretan productos en su proximidad o en el torrente sanguíneo. Estas sustancias intervienen en la comunicación química. Son las hormonas.

Las hormonas son una modalidad de estímulos químicos; esto es, unas moléculas específicas que interactúan con receptores, asimismo específicos, ubicados en la membrana celular o en el interior de las células. Estas interacciones comportan modificaciones celulares que dan lugar a (o son parte de) las respuestas de nuestro organismo.

Por ejemplo, la producción de adrenalina y noradrenalina por parte de la médula suprarrenal incrementan la frecuencia y la fuerza del latido cardiaco, elevan la presión sanguínea, estimulan la respiración, dilatan las vías respiratorias, así como aumentan la concentración de glucosa en el torrente sanguíneo. Estos son cambios que se presentan cuando tenemos que hacer frente a situaciones de alerta.

De hecho, buena parte de las señales químicas que regulan la actividad de células y órganos, se producen por medio de hormonas. Éstas son sustancias químicas que desempeñan papeles clave en la integración y el control de las funciones fisiológicas del organismo. Se secretan en pequeñas cantidades, pero sus efectos pueden ser muy importantes. Tanto su producción y su degradación están estricta y finamente reguladas.

Las hormonas viajan desde la célula que las produce o almacena hasta la célula blanco, donde ejercen su acción. Cuando existe una distancia entre el blanco y el punto de producción, la hormona viaja por la sangre. Sin embargo, éste es un medio de transporte demasiando lento para coordinar de manera eficaz las diversas tareas que nuestro organismo realiza simultáneamente, sobre todo, si se requieren respuestas inmediatas.

El sistema nervioso y las neuronas

Para superar esta lentitud de respuesta y de coordinación, existe un método alternativo. El canal de comunicación rápido y directo lo proporcionan las neuronas, las células fundamentales del sistema nervioso.

Las neuronas son células especializadas en la producción y la transmisión de señales eléctricas, los impulsos nerviosos. Estos impulsos son conducidos a lo largo de la neurona hasta alcanzar el extremo del axón. Una vez allí, la neurona libera los neurotransmisores, señales químicas que interactúan a corta distancia con otras neuronas o tejidos.

Los sistemas endocrino y nervioso interactúan estrechamente y conforman el sistema neuroendocrino que funciona de modo integrado en la regulación del organismo. Diversos ejemplos pueden ilustrar esta interacción.

Control hormonalEfecto directo: línea continuaRetroalimentación negativa: líneas discontinuas

Ejemplo de interacción neuroendocrina

La prolactina es una hormona producida por la hipófisis y que estimula la secreción de la leche en los mamíferos. Su producción está controlada tanto por una hormona inhibidora y por otra liberadora del hipotálamo. Mientras que el bebé continúa mamando, los impulsos nerviosos producidos por la succión son transmitidos al hipotálamo, que disminuye la producción de la hormona inhibidora de prolactina y aumenta la de la hormona liberadora. Está actúa sobre la hipófisis estimulando la producción de prolactina, que a su vez actúa sobre las glándulas y mantiene la producción de leche.

Cuando cesa de modo permanente la succión, la síntesis y la liberación de prolactina disminuyen y se detiene la producción de leche. Se regula el suministro en función de la presencia de una demanda de leche. Cuando cesa ésta, desaparecen los impulsos nerviosos e interviene el sistema endocrino cesando la producción de leche.

Sistema endocrino y sistema nervioso, una diferencia en cuanto al tipo de comunicación

Si bien pude que los sistemas endocrino y nervioso hayan tenido un origen evolutivo común en los primitivos sistemas de comunicación intercelular, sus funciones difieren en cuanto al tipo de comunicación.

  • Las glándulas del sistema endocrino envían información a distancia en forma generalizada y con relativa lentitud, a través de las hormonas.
  • En cambio, el sistema nervioso, a través de la actividad y secreción de las neuronas, está especializado en una comunicación rápida y puntual. El sistema nervioso usa un lenguaje de tipo eléctrico que permite que una señal recorra en muy poco tiempo grandes distancias.

Aun así, ambos intervienen en nuestras acciones físicas y intelectuales.

Hasta luego y buena suerte

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: